<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- medicomoderno-noticias_sidebar_AdSense1_250x250_as --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:250px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-1356948933367655" data-ad-slot="9265805876"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

¡Atención! obesidad y sobrepeso también son causa de infertilidad


La obesidad causa problemas de fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer. Las alteraciones hormonales que ocasiona dificultan el embarazo, ya sea por medios naturales o con técnicas de reproducción asistida. Perder un 5% del exceso de peso puede ser suficiente para mejorar la fertilidad. La obesidad ocupa el quinto lugar entre los principales factores de muerte En términos de salud, la obesidad sólo trae consigo malas compañías. Aumenta el riesgo de diabetes, de enfermedad cardiovascular, de apnea del sueño, de estrés, depresión y un largo etcétera. De hecho, esta patología ya ocupa el quinto lugar entre los principales factores de muerte en el mundo. A la lista hay que añade la fertilidad. Dicho de otro modo, la obesidad también causa infertilidad.
Los expertos de la Asociación para el Estudio de la Biología de la Reproducción (Asebir) recuerda que la obesidad ocasiona problemas de fertilidad, tanto en el hombre como en la mujer, debido a las alteraciones hormonales que produce esta patología. Las alteraciones hormonales que produce la obesidad dificultan la consecución del embarazo, ya sea por medios naturales o con técnicas de reproducción asistida.
En el caso de las mujeres los altos niveles de estrógenos que ocasiona la obesidad generan un mayor riesgo de aborto, menor probabilidad de éxito en tratamientos de reproducción asistida, síndrome de ovarios poliquísticos y desorden de los niveles hormonales. Según los expertos, una mujer obesa tiene más dificultad a la hora de concebir y la pérdida de tan sólo un 5% del exceso de peso corporal puede ser suficiente para ayudar a mejorar la fertilidad.
En el caso de los hombres, la obesidad hace que tengan menos cantidad de espermatozoides y que éstos tengan menos movilidad, además de ocasionar disfunción eréctil y aumentar el índice de fragmentación del ADN de los espermatozoides.
La obesidad es un problema de salud cada vez más generalizado. Además, la genética y la bioquímica van muchas veces en contra de las personas obesas, por lo que es necesario, señalan los expertos, estudiar cada caso en particular, ya que la respuesta de la predisposición genética al incremento de peso también depende de otros factores como los ambientales.
La obesidad también esta muy relacionada con el nivel de actividad física, la educación, los antecedentes familiares y los factores socio-económicos y conductuales. Los expertos de Asebir recuerdan, asimismo, que esta patología está directamente relacionada con enfermedades como diabetes, hipertensión, dislipemia y dolencias cardiovasculares.