<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- medicomoderno-noticias_sidebar_AdSense1_250x250_as --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:250px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-1356948933367655" data-ad-slot="9265805876"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Crean una patente para diagnosticar infertilidad masculina


La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ha patentado una innovación para precisar de una manera sencilla, económica y fiable la infertilidad de un individuo mediante el estudio del estrés oxidativo de los espermatozoides, un parámetro poco estudiado hasta ahora. 

El método lo han desarrollado Jordi Benet y Agustí Garcia Peiró, profesor e investigador de doctorado respectivamente, de la Unidad de Biología Celular y Genética Médica de la UAB. Para comercializarlo se ha creado la spin-off CIMAB (Centro de Infertilidad Masculina y Análisis de Barcelona).

La infertilidad masculina requiere un análisis exhaustivo del esperma para conocer qué origina el problema del paciente y orientarlo hacia el tratamiento más indicado. Los principales parámetros que se estudian actualmente son la concentración, la movilidad y la morfología espermática, pero recientemente se ha empezado a considerar un nuevo parámetro, la fragmentación del ADN espermático.

El estrés oxidativo de los espermatozoides es el principal responsable de la fragmentación del ADN, por eso la determinación de este parámetro puede justificar la presencia de esta fragmentación y descartar otros factores. Esto servirá para que el médico pueda determinar la necesidad o no de recetar tratamientos con antioxidantes a quien realmente lo necesite.

“A diferencia de otros métodos existentes, el sistema que hemos desarrollado tiene las ventajas de que es sencillo, rápido y barato, y cualquier laboratorio lo podrá incorporar fácilmente”, explica Agustí Garcia Peiró. La principal innovación consiste en una nueva formulación del medio de análisis, que permite estudiar los espermatozoides de manera más precisa y minimizar los falsos positivos de estrés oxidativo que se puedan producir.

Para poder ofrecer un servicio de diagnóstico con el nuevo método se ha creado la spin-off CIMAB (Centro de Infertilidad Masculina y Análisis de Barcelona), que centrará su actividad en determinar el potencial fértil de un individuo a partir de diferentes métodos de análisis de esperma y ofrecerá sus servicios a especialistas en infertilidad, como ginecólogos, urólogos, andrólogos, clínicas de reproducción y bancos de esperma. El emprendedor que está al frente de este servicio es Agustí Garcia Peiró.

Actualmente el 15% de las parejas en edad de procrear son infértiles y en el 50% de los casos el factor masculino está presente.

 Fuente: SINC