<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- medicomoderno-noticias_sidebar_AdSense1_250x250_as --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:250px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-1356948933367655" data-ad-slot="9265805876"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

¿Qué son los espermicidas? ¿Lo usarías?

Los espermicidas son métodos anticonceptivos que contienen productos químicos que impiden el movimiento de los espermatozoides. 

Los espermicidas se encuentran disponibles en distintas formas, como cremas, espumas, geles y supositorios.


Se pueden usar solos o se pueden usar con otro método anticonceptivo para aumentar su eficacia.



Los espermicidas previenen el embarazo evitando que el esperma fecunde los óvulos. Se colocan profundamente dentro de la vagina poco antes de la relación sexual. 

Los Espermicidas: 

-Bloquean el cuello del útero, de manera que el esperma no puede fecundar los óvulos. 

-Impiden el movimiento de los espermatozoides, evitando que fecunden los óvulos. 

La eficacia es una preocupación común e importante cuando eliges un método anticonceptivo.

Como todos los métodos anticonceptivos, los espermicidas son más eficaces cuando se usan correctamente.

Si usan siempre el espermicida tal como se indica, anualmente sólo quedan embarazadas 15 de cada 100 mujeres. 
Si no usan siempre el espermicida tal como se indica, anualmente quedan embarazadas 29 de cada 100 mujeres.

Los espermicidas no son muy eficaces cuando se usan solos. Se puede mejorar su eficacia cuando se usan con un condón femenino.

Tu pareja puede contribuir a la eficacia de los espermicidas usando un condón de látex o retirando el pene antes de la eyaculación.

Pero aún en el caso de que no uses otro método junto con el espermicida, tus probabilidades de quedar embarazada son mucho menores que si no usas ningún método anticonceptivo.

Ten en cuenta que los espermicidas no reducen el riesgo de enfermedades de transmisión sexual. Usa un condón de látex o un condón femenino para reducir el riesgo de infecciones.



El espermicida presenta varias desventajas: 

Si no se usan en forma apropiada, los espermicidas podrían no formar una buena barrera en el cuello del útero. Esto podría afectar su eficacia. 

Algunas mujeres se quejan de que los espermicidas son complicados o que gotean de la vagina. Los espermicidas pueden irritar el pene o la vagina. Cambiar de marcas puede resolver el problema. 

¿Cómo se usa un Espermicida?


Cada tipo de espermicida se usa de manera diferente. Asegúrate de leer las instrucciones que se adjuntan en el envase. Asegúrate de leerlas y comprenderlas antes de usar cualquiera de estos productos. Si el espermicida no se usa tal como se indica, perderá eficacia.

Por lo general, la colocación del espermicida es muy sencilla. Deberás recostarte o ponerte en cuclillas, luego insertar con cuidado el espermicida profundamente dentro de la vagina, usando los dedos o un aplicador.

Con diversos tipos de cremas, películas, espumas, geles y supositorios anticonceptivos, se debe esperar 10 minutos después de colocar el espermicida antes de tener relaciones sexuales. Generalmente, estos métodos poseen una eficacia de tan sólo una hora después de su colocación.

Deberás colocar más espermicida cada vez que tengas relaciones sexuales vaginales.

Las mujeres no deberán hacerse duchas vaginales a menos que te lo especifique un proveedor de atención de la salud. Si te haces una ducha vaginal, no lo hagas hasta que no hayan pasado entre seis y ocho horas de la relación sexual.