<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- medicomoderno-noticias_sidebar_AdSense1_250x250_as --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:250px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-1356948933367655" data-ad-slot="9265805876"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

¿Beber alcohol antes de acostarse?

Los investigadores aconsejan que no se beba alcohol antes de ir a dormir.
Hasta uno de cada 5 estadounidenses bebe alcohol a veces para que le ayude a dormir, pero eso puede llevar a tener problemas para dormir más tarde en la noche, según un estudio reciente.
Esto ocurre porque el alcohol altera el sistema cerebral de regulación que una persona necesita para dormir, hallaron los investigadores.
"La idea que prevalecía era que el alcohol favorece el sueño al cambiar el ritmo circadiano, el reloj corporal interno de 24 horas, de una persona", comentó en un comunicado de prensa de la Universidad de Missouri el autor principal del estudio, Mahesh Thakkar, profesor asociado y director de investigación en el departamento de neurología de la Facultad de Medicina de la universidad.
"Pero descubrimos que el alcohol en realidad favorece el sueño al afectar a la homeostasis del sueño de una persona: el mecanismo innato del cerebro que regula el sueño y la vigilia", dijo Thakkar.
El efecto del alcohol en la homeostasis del sueño puede resultar en un sueño de peor calidad, según el estudio publicado recientemente en la revista Alcohol.
El Dr. Pradeep Sahota, coautor del estudio, afirmó que "basándose en nuestros resultados, está claro que no se debería tomar alcohol como ayuda para dormir". Sahota es catedrático del departamento de neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad de Missouri.
"El alcohol altera el sueño y reduce la calidad del sueño. Además, el alcohol es un diurético que aumenta la necesidad de ir al baño y provoca que uno se despierte antes por la mañana", explicó Sahota en el comunicado de prensa.
Thakkar indicó que el sueño es un área importante de estudio. "Pasamos aproximadamente un tercio de nuestra vida durmiendo. Teniendo en cuenta que las estadísticas muestran que el 20 por ciento de las personas beben alcohol para dormir, es vital que comprendamos cómo interactúan las dos cosas", señaló.
"Si usted tiene dificultades para dormir, no tome alcohol. Hable con su médico o con un médico especializado en medicina del sueño para determinar qué factores no le dejan dormir. Estos factores pueden abordarse con tratamientos individualizados", aconsejó Thakkar.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare
FUENTE: University of Missouri School of Medicine, news release, 
HealthDay