<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- medicomoderno-noticias_sidebar_AdSense1_250x250_as --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:250px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-1356948933367655" data-ad-slot="9265805876"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Un modelo tridimensional del corazón podría ayudar a reparar los defectos cardíacos

La nueva tecnología podría significar unos médicos más preparados y 'menos sorpresas' en el quirófano, aseguran los expertos.

Poder examinar un modelo tridimensional (3D) del corazón podría mejorar la capacidad de los cirujanos de tratar a los pacientes nacidos con defectos cardíacos complejos, sugiere un estudio.
Generalmente, los cirujanos cardíacos utilizan imágenes en dos dimensiones tomadas mediante radiografía, ultrasonido o IRM para planificar la cirugía del paciente. Pero esas imágenes quizá no revelen los defectos estructurales complejos presentes en el corazón desde el nacimiento, explicaron los investigadores.
Ahora, los avances en la tecnología permiten a los cirujanos crear e imprimir modelos detallados en 3D del corazón del paciente en yeso, cerámica u otros materiales para comprender mejor a qué se enfrentarán durante la cirugía.
Los investigadores utilizaron la nueva tecnología para tratar a tres pacientes que nacieron con defectos cardíacos complejos. En cada caso, el modelo en 3D proveyó información importante que no estaba disponible con las imágenes tradicionales, y que influyó sobre la forma en que se realizó la cirugía.
Las anomalías cardíacas de los tres pacientes fueron reparadas, según el estudio, presentado el miércoles en la reunión anual de la Asociación Americana del Corazón (American Heart Association, AHA), en Chicago.
"Con la impresión en 3D, los cirujanos pueden tomar unas mejores decisiones antes de entrar al quirófano", aseguró en un comunicado de prensa de la AHA el autor líder, el Dr. Matthew Bramlet, director del Programa de IRM de la Enfermedad Cardiaca Congénita del Colegio de Medicina de la Universidad de Illinois.
"Mientras más preparados están, mejores decisiones toman y con menos sorpresas se encuentran", añadió.
"Cuando se tiene un modelo del corazón en las manos, eso ofrece una nueva dimensión de comprensión que no se puede obtener con imágenes en 2D y ni siquiera en 3D", afirmó.
Los investigadores enfatizaron que este método sigue siendo nuevo, y que la impresión en 3D no ha sido aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) de EE. UU. Además, los hallazgos presentados en reuniones médicas por lo general se consideran preliminares hasta que se publican en una revista revisada por profesionales.