<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- medicomoderno-noticias_sidebar_AdSense1_250x250_as --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:250px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-1356948933367655" data-ad-slot="9265805876"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

ACONTECIMIENTO: Se inicia la Fabricación del "Cepillo de Dientes"


Un Día Como Hoy; 24 de febrero pero del año 1938, en la fábrica Du Pont de Arlington (Nueva Jersey) se procede a iniciar la fabricación del primer producto de nailon destinado a la venta: un cepillo de dientes.

El cepillo de dientes es un instrumento de higiene oral utilizado para limpiar los dientes y las encías. Consiste en un cuerpo o mango aproximadamente recto en cuyo uno de sus extremos (o cabeza del cepillo) se encuentra un denso conjunto de cerdas perpendiculares al cuerpo que facilita la limpieza de áreas de la boca difíciles de alcanzar. Suele utilizarse en combinación con pasta de dientes o dentífrico, que típicamente contiene flúor para aumentar la eficacia del cepillado.


En el siglo XX, por el año de 1930, apareció  la invención del nailon por parte de Wallace H. Carothers, que muy pronto sustituiría las cerdas de animales por este novedoso invento. Ya qué el nailon a diferencia de las cerdas de animales qué normalmente se empleaban, este es más resistente, flexible y brinda un mejor cepillado, evitando la contaminación por bacterias haciendo qué el cepillo se seque más rápido. Así mismo, las cerdas de nailon se quedan mejor adheridas al mango del cepillo, evitando desprendimientos al momento de usarlo. Fue entonces cuando en 1938 apareció el primer cepillo de dientes parecido al de nuestros días, bajo el nombre de "cepillo milagro", el cual daba una buena higiene, pero a pesar de ser popular y mejorado este tenía el problema de que sus cerdas eran duras al contacto y qué incluso llegaron a lastimar un poco las encías por lo cual no fue muy recomendado por los dentistas.

Aunque no fue perfecto del todo este nuevo cepillo de dientes, con el tiempo se empezaron a buscar nuevas perfecciones a las cerdas de nailon para qué estuviera de acuerdo a las necesidades de las personas. Fue entonces cuando en 1950 apareció el cepillo dental "Park Avenue" de Dupont, que mejoró las cerdas haciéndolas más suaves que del original, facilitando más fácilmente la limpieza de los dientes y sin ninguna molestia, haciendo de este también más barato y accesible para más personas.