<script async src="//pagead2.googlesyndication.com/pagead/js/adsbygoogle.js"></script> <!-- medicomoderno-noticias_sidebar_AdSense1_250x250_as --> <ins class="adsbygoogle" style="display:inline-block;width:250px;height:250px" data-ad-client="ca-pub-1356948933367655" data-ad-slot="9265805876"></ins> <script> (adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({}); </script>

Sexo Biológico: ¿Qué es?


Existen tres tipos de sexo biológico: femenino, masculino o intersexual; y están determinados por la anatomía sexual, los cromosomas y las hormonas del individuo. El sexo biológico suele conocerse simplemente como “sexo”. 

Nuestro sexo biológico se establece cuando se fertiliza un óvulo. Usualmente, los hombres eyaculan dos tipos de esperma. Un tipo tiene cromosomas X y el otro, cromosomas Y. 
Por lo general:

  • -Cuando el esperma fertiliza un óvulo, su cromosoma X o Y se combina con el cromosoma X del óvulo.
  • -Una persona que tiene cromosomas XX, órganos reproductivos y sexo femeninos es biológicamente femenina. Al llegar a la pubertad, producirá hormonas que harán que sus pechos y otras características femeninas se desarrollen y comience a menstruar.
  • -Una persona que tiene cromosomas XY, órganos reproductivos y sexo masculinos es biológicamente masculina. Al llegar a la pubertad, producirá hormonas que harán que su producción de esperma y otras características masculinas se desarrollen.

A veces, un niño nace con cromosomas sexuales que son distintos de los habituales XX femeninos o XY masculinos. El niño puede puede desarrollar órganos reproductivos o un sexo ambiguos, es decir, no totalmente femeninos o masculinos. Asimismo, los órganos sexuales pueden desarrollarse por otras razones. Tales razones se conocen como afecciones intersexuales.


La mayoría de las personas están de acuerdo con que a los niños que nacen con afecciones intersexuales se les debería asignar el género al nacer. Si bien algunos creen que asignar un género significa realizar una cirugía en los genitales del bebé, otros piensan que un bebé puede ser criado como una niña o un niño sin cirugía. Algunas personas consideran que la cirugía debería posponerse hasta que las personas intersexuales sean lo suficientemente maduras para decidir si desean operarse los genitales.

Si tienes  un hijo intersexual, es importante que hables abiertamente con él sobre el género durante su infancia, ya sea que se lo haya operado para asignarle género o no. Eso puede ayudarlo a desarrollar una identidad de género y una imagen corporal saludables.